Acabo de crear un blog en WordPress y ¿ahora qué? (y 2)

Una vez hecha la instalación de WordPress y dados los primeros pasos toca pensar en el SEO. Está muy bien crear un blog muy chulo con contenidos épicos pero ahora hay que conseguir que el mundo sepa que existe.

Pensando en SEO

Plugins para SEO

Uno de los motivos para elegir WordPress como CMS de cabecera es la gran variedad y utilidad de los plugins creados para el mismo. En el terreno del SEO podemos encontrar varios muy específicos y muy buenos.

Mi recomendación es elegir por All in One SEO o por SEO WordPress de Yoast. Ambos son muy completos y el hecho de que sean los más usados ha propiciado que tras ellos haya una gran comunidad lo que siempre es una ventaja.

Hablar de estos plugins da para un post completo así que, en breve, hablaremos de ellos más a fondo. Por ahora, vale con quedarse con la idea de utilizar uno de los dos y rellenar los campos que nos pide.

Velocidad de carga

Google ya viene avisando desde hace tiempo que el tiempo de carga de nuestra web es un factor muy a tener en cuenta. Y si Google dice que es importante…

Antes de conocer cómo podemos mejorar nuestro tiempo de carga conviene conocer qué rendimiento ofrece nuestra página actualmente. Existen muchas herramientas para conocer nuestro tiempo de carga:

  • Pagespeed Insights. Esta herramienta es de Google por lo que su fiabilidad es muy alta. Además de medir nuestro tiempo de carga, ofrece indicaciones sobre qué aspectos se pueden mejorar.
  • GTMetrix.com. Otra opción similar a la ofrecida por Google que también nos ofrece métricas muy interesantes.
  • Pingdom Tools. La tercera de mis opciones favoritas es la de Pingdom Tools que ofrece un análisis muy completo.

Estanislao Berruezo - Pingdom

En la velocidad de carga pueden influir muchos aspectos como el propio theme instalado o el tamaño de las imágenes que se muestran. Como en este post trato de tocar el tema de manera muy general ofreciendo ideas que puedan servir a todo el mundo no me voy a meter muy a fondo en puntos como el theme instalado o el uso de CDNs pero sí que presento algunas recetas que te puedan ayudar a mejorar este aspecto.

Uno de los primeros caminos a seguir, y que debería ser obligatorio, es el de instalar un plugin de caché. Un plugin de este tipo ofrece una mejora de manera instantánea. Os animo a hacer la prueba de medir el rendimiento en cuanto a tiempo de carga de vuestro sitio utilizando un plugin de caché y sin él.

Normalmente recurro a WP Super Cache aunque existen otras opciones igualmente recomendables com W3 Total Cache. Al final, el uso de uno u otro se debe más a gusto personal que a rendimiento real.

Optimizar, optimizar y optimizar

Para mejorar el tiempo de carga es necesario que todo esté perfectamente optimizado para lo cual un CMS como WordPress nos ofrece mucha ayuda en forma de plugin de forma que no hace falta ser un programador experto para conseguir resultados notables.

En temas de optimización y con la idea final de mejorar el tiempo de carga se puede probar a usar un plugin como Autoptimize. Este plugin comprime el códido HTML, CSS y Javascript de nuestra página haciendo que los ficheros sean más ligeros y se puedan cargar de manera más rápida.

Claro que, una optimización para mejorar el tiempo de carga no será completa hasta que metamos mano en las imágenes.

En el tema de imágenes hay que tener en cuenta aspectos como el formato y el tamaño de las mismas.

En cuanto a formatos, lo recomendable es utilizar imágenes .png aunque según el uso se puede recurrir a ficheros .jpg o .gif sin temor alguno. Lo que si que se debería tener siempre presente es que imagen se suba ya en el formato que se quiere mostrar en el blog. Aunque los editores nos permiten algunos ajustes como sus dimensiones, es mejor que la imagen se suba ya tal cual se quiera presentar.

La carga de imágenes puede echar al traste el tiempo de carga de nuestra web por lo que es muy útil recurrir a compresores que ajusten su tamaño lo máximo posible (sin renunciar a la calidad) cuando las subimos al servidor. Para este caso, se puede recurrir a ajustar el tamaño de manera manual, tal y como insinuó en el punto anterior aunque si no queremos o no podemos meternos con aplicaciones como Photoshop no pasa nada, siempre tenemos algún plugin amigo para echarnos una mano.

Compressor.io o Smush.it son dos opciones muy apreciadas para llevar a cabo esta tarea.

Un último punto que me gustaría comentar aquí es el de revisar posibles enlaces rotos. Es importante que todos los enlaces configurados en nuestro blog funcionen adecuadamente. La revisión de enlaces rotos será una tarea básica de mantenimiento que habrá que llevar a cabo con gran regularidad.

Una forma sencilla de detectar y corregir posibles enlaces rotos es el plugin Broken Link Checker aunque existen muchas herramientas online que nos pueden ayudar en esta tarea, como Google Webmaster Tools.

Compartir en redes sociales

Un último detalle básico a tener cuenta: conectar con las redes sociales. La configuración de nuestro blog no estará completa hasta que se completen correctamente nuestros perfiles sociales así como la inclusión de botones para compartir nuestros contenidos.

Lo que nos interesa es que el mayor público posible conozca la existencia de nuestro blog y acceda a nuestros contenidos por lo que despreciar el poder de viralización que nos ofrecen las redes sociales es un pecado imperdonable.

La mayoría de los Themes ya incluyen por defecto un apartado para configurar nuestros distintos perfiles sociales  y para ofrecer la opción de compartir nuestros contenidos a los usuarios existen cientos de plugins. De entre los que he probado y que más me han gustado destaco Jetpack, Share This y Sumome.

Toda esta información te puede facilitar la puesta en marcha de tu blog pero no debes olvidar que el SEO es algo de lo que te tienes que preocupar día a día: ofrecer contenidos adecuados, crear una buena estructura de enlaces internos, políticas de linkbuilding off-page adecuadas…Claro que, todas estas tareas siempre las puedes dejar a un profesional y tú dedicarte solo a la parte que te guste: escribir, diseño…o por qué no, encargarte tú mismo del SEO de tu propio blog

Anuncios

SerpFox: herramienta de seguimiento de keywords

Existen muchas formas y herramientas para controlar y monitorizar la posición que ocupan las keywords que queremos posicionar.

Una forma sencilla de hacerlo sin necesidad de ninguna herramienta sería utilizando una ventana de navegación privada o de incógnito (según el navegador recibe un nombre u otro). Así, se puede abrir una nueva ventana de incógnito, teniendo todas nuestras cuentas cerradas (también aconsejo borrar el historial del navegador) e ir a la página de Google (o del motor de búsqueda que nos interese) y hacer la búsqueda.

Es importante hacerlo navegando en modo incógnito y con todas las cuentas cerradas para que sea una búsqueda limpia sin que el motor de búsqueda nos ofrezca resultados personalizados.

El monitoreo de nuestras keywords utilizando este modo manual no es complicado pero sí engorroso así que es mejor recurrir a herramientas que automatizan el proceso y nos aportan otros extras.

En sucesivos post iré hablando de las que suelo utilizar (me gusta mirar siempre distintas herramientas para comprobar los datos). En este artículo quiero hablar de una tool que acabo de descubrir y que me está gustando mucho: SerpFox.

SerpFox: lo sencillo funciona

Serpfox es una herramienta de pago pero para proyectos pequeños con una cuenta gratuita es más que suficiente ya que nos permite seguir hasta 10 keywords contando con la ventaja de poder utilizarse directamente en el navegador sin necesidad de descargar nada.

Para comenzar a utilizar esta utilidad hay que dirigirse a la web www.serpfox.com y buscar en la parte superior la opción “Pricing & Sign Up“. Al clickar sobre este enlace nos aparecen los distintos planes de precios disponibles con Serpfox pero a nosotros lo que nos interesa es la opción gratuita así que buscamos la opción de crear una cuenta gratuita.

SerpFox Free Account

Para crear una cuenta debemos rellenar algunos datos como nuestro nombre y una dirección de correo donde nos mandarán los datos de acceso. Una vez cumplimentado este formulario, buscamos el correo en la dirección que hemos elegido y seguimos los pasos.

Una vez creada nuestra cuenta, viene lo más sencillo: introducir la web o blog que nos interese monitorizar (nuestra o de la competencia) y las keywords que nos interese (hasta 10). En este momento, también se configuran los datos del navegador eligiendo entre Google y Bing, el país donde nos interesa hacer la búsqueda y el idioma. Incluso se puede introducir una localización útil en el caso de que se quiera hacer el seguimiento de una búsqueda local.

SerpFox Add Keywords

Una vez completada toda la información, solo nos queda ver los resultados. SerpFox nos permite guardar las búsquedas lo que nos permite tener un registro histórico de la evolución de nuestras keywords.

Como se ve, el uso de SerpFox es realmente sencillo aunque lo importante llega a continuación: el análisis de estos datos y las medidas a tomar a continuación en función de los mismos. Pero eso ya es otra cuestión que escapa tanto a esta herramienta como al objetivo de este post.

Aquí podéis ver un video-tutorial muy completo de Isidro Migallón (www.isidromigallon.com):